/ Cultura - Arte, deportes
Director Ho Jae Bok
  Ho Jae Bok (1931-1977) es uno de los famosos músicos de Corea.
  Él, nacido en la tierra foránea en la época de dominación colonial del imperialismo japonés y llamado genio musical desde niño, ocupó a los 12 años de edad el primer lugar en el género de solo de violín del concurso musical efectuado en la provincia china de Jilin.
  Regresó a la patria después de liberado el país y se matriculó, tal como deseaba, en la Escuela Nacional de Música (Instituto Superior Músico-Coreográfico de Pyongyang Kim Won Gyun de hoy), donde se adiestró aún más en la ejecución del violín, formándose al mismo tiempo como director.
  En el período de la Guerra de Liberación de la Patria, cuando él actuaba como ejecutante y director del entonces Conjunto Artístico del Ministerio del Interior, el gran Presidente Kim Il Sung apreció mucho su talento y lo envió a un país extranjero a estudiar.
  En el curso de estudio en el extranjero, él ocupó el primer lugar en un concurso nacional de directores de ese país y su nombre se conoció desde entonces en toda Europa.
  Retornado al país, él llevó la batuta en la Orquesta Sinfónica Nacional, mientras que participó en la creación de obras operísticas y actuó como profesor invitado de la cátedra de dirección del entonces Instituto Superior Músico-Coreográfico.
  Sus talentos artísticos se llevaron a un terreno más elevado, bajo la infinita confianza y atención benévola del gran General Kim Jong Il.
  La orientación directa de éste le hizo admirar por la altura de su mundo musical.
  Dedicó todo lo suyo a la creación de muchas obras musicales a estilo nacional como la narración músico-coreográfica "Canción del paraíso" e hizo gran aporte a elevar el nivel de acoplamiento musical y de su descripción.
  También, hizo gran contribución a hacer gala del arte coreana durante la función de gira por China, Gran Bretaña, Francia e Italia y se esforzó para el desarrollo artístico del país, trabajando como jefe del Conjunto Artístico Mansudae en el último período de su vida.
  Su dirección se caracteriza fundamentalmente por la combinación orgánica de la lógica y sensibilidad del arte musical y la alta precisión del ritmo, posición y esquema de dirección.
  Por haber demostrado sin reservas su propia peculiaridad en todo el período de sus actividades de creación del arte musical, Ho Jae Bok vive hoy también en la memoria del pueblo, como talentoso y hábil director y escrupuloso y perfecto organizador descriptivo.