/ Política - ¡Servir al pueblo!
Exigencia intrínseca de PTC
  El PTC mantiene de modo invariable el ideario político de conceder prioridad a las masas populares. Propone considerarlas como dueñas de la revolución y construcción, apoyarse en ellas y servirles con total entrega.
  El estimado compañero Kim Jong Un presentó su aplicación a la política como asunto fundamental y modo político principal que determina la existencia del partido y el éxito o fracaso del socialismo.
  En el 7° Congreso del PTC efectuado en mayo de 105(2016) de la Era Juche, señaló que llevar a la práctica la idea de dar primacía a las masas populares constituye el requisito intrínseco del Partido que lucha en beneficio de ellas y actúa apoyándose en ellas.
  El objetivo de afianzar el Partido consiste en fin de cuentas, en hacer rico y poderoso el país, y hacer que el pueblo lleve mejor vida sin envidiar nada a nadie en el mundo, y lanzó la consigna "¡Que todo el Partido sirva al gran pueblo con total entrega!"
  En el 8° Congreso del PTC efectuado en enero de 2021, declaró que "considerar al pueblo como el cielo", "la unidad monolítica" y "la autoconfianza" son los nobles conceptos del Partido y he aquí la llave esencial para elevar su poder orientador.
  Señaló que la primera idea es el reflejo de la permanente exigencia de establecer en el seno del Partido el firme estilo revolucionario de tomar el servir al pueblo como punto de partida de la construcción y actividades partidistas y principio inmutable y absoluto.
  Es su propósito presentar la idea de dar prioridad a las masas populares como la ley inmutable e ideario fundamental de la estructuración y actividades partidistas, y recoger incluso la estrella del cielo y cultivar la flor hasta en la piedra si el pueblo lo desee y aspire.
 







  Bajo su sabia dirección, el PTC se ha fortalecido y desarrollado como gran guardián del destino del pueblo, abnegado servidor del pueblo y orientador a hacer realidad todo lo que éste desea.
  Es invariable su modo político de presentar a las masas populares como dueñas, servirles con total entrega y hacer avanzar el proceso revolucionario y constructivo apoyándose en su inagotable fuerza.