/ Cultura - Historia
Ulji Mundok, célebre guerrero de Coguryo
  Ulji Mundok es el célebre guerrero patriótico de Coguryo (277 a.n.e-668), primer Estado feudal de Corea.
  En 612, cuando sucedió la invasión forastera de 3 millones de efectivos, él se hizo comandante en jefe del ejército de Coguryo.



  A la sazón, al percatarse de que los intrusos tomarían la táctica de la guerra relampagueante, fortaleció la línea principal de la defensa para frustrar la intención enemiga.
  Con el fin de doblegar a toda costa a Coguryo, el enemigo infiltró a 305 mil militares en su profunda retaguardia.
  En aquel entonces, Ulji Mundok entró a solas en la posición enemiga, so pretexto de entablar las conversaciones con el caudillo de los invasores, para cerciorarse de su situación interna.
  Al comprobar que los enemigos estaban muy fatigados y hasta su orden militar estaba perturbado debido a la marcha de larga distancia, y de mal en peor, tenían grave escasez de víveres, decidió aplicar la táctica de seducirlos y no dejarles ni un gramo de cereal.



  Estos métodos de combate hundieron a los intrusos en un callejón sin salida, en la zona a 12km desde la ciudadela de Pyongyang del Norte.
  Yang Kui Song, investigador del Instituto de Historia de la Academia de Ciencias Sociales, dice:
  "Cuando los enemigos llegaron a la cercanía de la ciudadela de Pyongyang del Norte, capital secundaria de Coguryo, Ulji Mundok envió a su caudillo una poesía compuesta en persona.
  Al leerla, el caudillo atemorizado, no se atrevió a combatir contra Coguryo y dio la orden de retirada."
  Él persiguió a los agresores que se daban a la huida y derrotó en la ribera del río Salshui. Este hecho está anotado en la historia como "Gran Triunfo en el Río Salshui".
  Los méritos de Ulji Mundok proporcionaron gran estímulo a nuestro pueblo en su lucha posterior contra los agresores extranjeros e hicieron gran aporte a la defensa de Coguryo.