/ Cultura - Vida
Ejercen derechos de ciudadano
  El derecho del ciudadano se define por la constitución, ley principal del Estado.
  La constitución socialista de la RPDC legaliza en su capítulo 5 el derecho principal del ciudadano y el deber que éste debe cumplir obligatoriamente.
  El Gobierno de nuestra República presta atención primordial a asegurar con suficiencia todas las condiciones al pueblo para que pueda ejercer el derecho independiente como ente social.
  Aceptar y ejecutar a tiempo la voluntad y demandas de las masas populares y permitirles activa participación en la administración del Estado y la vida socio-política es el principio importante mantenido por el Gobierno de nuestra República en sus actividades.
  Nuestro pueblo, hecho dueño del país, ejerce dignamente el derecho a elegir y ser electo entre otros políticos.
  Por ejemplo, en las elecciones de los diputados a la Asamblea Popular local efectuadas el 26 de noviembre pasado participaron el  99,63% de los ciudadanos en la votación y fueron electos 27 858 trabajadores, campesinos, intelectuales y funcionarios.



  Realmente en Corea, los trabajadores ordinarios se eligen diputados a los órganos del Poder a todos los niveles y participan en las actividades del Estado y el ejercicio del poder con el igual derecho político, en calidad de su dueño.



  La constitución socialista de la RPDC estipula en su artículo 70 del capítulo 5 que el ciudadano tiene el derecho al trabajo.
  Cómo asegurar el derecho al trabajo es un factor importante que define el carácter progresista del sistema social.
  En la RPDC, todos los ciudadanos capaces de trabajar eligen propia profesión de acuerdo con su deseo y talento y tienen asegurados estable empleo y condiciones laborales.
  Y trabajan conforme a propia capacidad y reciben recompensa de acuerdo con la cantidad y calidad de su trabajo.
  Fuera de ello, la constitución socialista de nuestro país estipula de modo jurídico todos los principios para conceder sustancialmente a todo el pueblo la posición y el papel que merecen al dueño del todo y ofrecerle toda clase del bienestar.
  Según ello, el pueblo coreano ejerce con dignidad todos los derechos verdaderos del ser independiente como a descansar, tener alimentos, vestidos y vivienda, estudiar y recibir servicio médico.
  Por eso, nuestra constitución socialista goza del absoluto apoyo de todo el pueblo y, el 27 de diciembre, día de su proclamación se celebra como fiesta nacional de profunda significación.