/ Cultura - Vida
Disimiles atavíos



  Se dibuja risa clara en el rostro de la mujer ataviada con elegante traje estacional.
  Los de la Sastrería de Taesong dicen al unísono que les alegran presenciar tal escena.
  Ellos dicen que cada transeúnte debe tener diferente atavío en la calle, como las flores del jardín que tienen distintas fisonomías y colores.
  Procuran hacer multiformes y multicolor los trajes según el gusto de cada individuo, con el fin de resaltar más su hermosura y elegancia.







  Merced a tales esfuerzos, las mujeres y calles de Corea se hacen más bellas.