/ Política - ¡Servir al pueblo!
Fábrica pilar de industria ligera
  En Corea prestan primordial atención al desarrollo de la industria ligera directamente ligada con la vida poblacional.
  La Hilandería Kim Jong Suk de Pyongyang, que tiene la historia de más de 70 años, ocupa un lugar importante en solucionar el problema de vestuario del pueblo.
  En ella están estampadas también las huellas de dirección del estimado compañero Kim Jong Un muy deseoso de vestirlo mejor.
  Su primera visita a ella se realizó en junio de 105(2016) de la Era Juche.
  A la sazón, esta industria elevó la productividad y calidad de los productos, mediante la introducción de los equipos modernos y veloces propiamente fabricados, estableció varios nuevos procesos de elaboración y cumplió primero a escala nacional el plan económico nacional para el primer semestre.
  También, a fin de ofrecer a sus trabajadores mejores condiciones y ambiente de vida, acondicionó de modo moderno la casa cuna, la cultural y otros establecimientos de servicio público y remozó el recinto como un parque.
  Durante el recorrido por la planta, el estimado compañero Kim Jong Un señaló que todo lo que vio era intachable y le agradaba y que la Hilandería Kim Jong Suk de Pyongyang alcanzó el nivel más alto entre las fábricas visitadas últimamente por él, tanto en la producción como en la cultura productiva y de vida.
  El mismo día, él enfatizó que era muy grande el lugar que ella ocupaba en la mejora de la vida poblacional e impartió preciadas instrucciones para elevar más la calidad de los productos, convertir la planta en la de ahorro de manos de obra y habilitar un moderno proceso productivo de varios géneros de edredones de mejor calidad.
  En acato a sus indicaciones, se colocó en la empresa hasta diciembre del propio año el moderno proceso de producción de edredones de gran capacidad, que inmediatamente se puso en pleno funcionamiento.



  El 7 de enero del año siguiente, el estimado Secretario General se personó de nuevo en esta planta y lo recorrió, cerciorándose con lujo de detalles de su situación.
  Entretanto, subrayó que era preciso elaborar en cantidades los edredones de buena calidad y de mayor popularidad.
  Aquel día, él calificó la Hilandería Kim Jong Suk de Pyongyang como planta pilar de la industria ligera y exteriorizó su expectativa y seguridad de que al igual que en el pasado ella seguirá siendo el ejemplo de todo el país.
  Sus dos visitas y gran confianza sirvieron de ingente estímulo para sus obreros.
  Ellos desplegaron con dinamismo los movimientos masivos por adelantar, aprender de otros e intercambiar experiencias, sobrecumpliendo anualmente el plan de la economía nacional.
  Hoy también, la Hilandería Kim Jong Suk de Pyongyang se mantiene de modo invariable como fábrica pilar de la industria ligera.